juntaversos

Taller de poesía


Deja un comentario

FRANCOIS VILLÓN: POETA-DELINCUENTE PADRE DE LA MALDITEZ-JUAN CARLOS CASTRILLÓN

A los jóvenes, deseando que el ejemplo de los nobles sirva de sustento en momentos indignos.
Todo animal guarda su piel,
y en cuanto puede se desata
de quien lo fuerza o lo retiene.
F.V.
I
El más grande poeta de la Edad Media (ese tiempo oscurantista al que las clases opresoras ahora quieren regresarnos) superó el momento histórico que le tocó vivir inaugurando de paso la poesía moderna, inspirado profundamente por el lenguaje truhanesco de los bajos fondos y por la certera sabiduría del pueblo trabajador vivió su trayecto existencial en la absoluta miseria económica, siempre al margen de la ley, acompañado de pandilleros, criminales, y la  efervescente marginalidad de su época, misma en la que nunca  fue siquiera considerado “poeta”, y solo sobresalió por su conducta rebelde, escandalosa; por su notable ingenio, por sus burlas sanguinolentas:
XXXIX
Sé yo que a ricos y que a pobres,
curas y laicos, sabios, necios,
avaros, pródigos, villanos,
nobles, y grandes y pequeños,
también a damas con -tocados,
con rodetes y lindos cuellos-,
de cualquier rango, igual la Muerte
les cogerá:no hay privilegios.
Así, Villon se adelanta varios siglos a Baudelaire, por ejemplo, al poetizar temas y utilizar formas propias de malhechores, prostitutas y asesinos, que ya en aquel entonces eran consideradas “no poéticas” e inclusive groseras y vulgares. Como apunta la escritora española Mercedes Lloret: no hay poeta que más que Villon haya cantado para su propio placer, ni que menos haya pensado, al escribir , en el público. Es poesía personal, por excelencia.
De esta forma, Francois se vuelve vocero popular de los desposeídos, juglar vagabundo e irreverente, en contraste genial con otros poetas, como el exquisitoide Charles Dórleans (del que ya afortunadamente casi nadie se acuerda)que elaboraban sus versos con la única función de agradar a la viciosa aristocracia y  obtener favores económicos-igual que ahora tantos pseudopoetas obsesionados con caerle bien a los funcionarios culturales para así obtener becas y premios. Prueba suficiente de que solo permanece lo que fue escrito por la sangre para ser leído por la sangre como decía Pablo Neruda. Autor de solo dos libros completamente ignorados en su momento El Legado(1456) y el Testamento(1462), la vigencia de Villon se aprecia en su Bella Lección A Los Muchachos Descarriados (que bien pueden ser los políticos de cualquier partido en la actualidad) donde advierte:
¡Oidme aún! Es cierto el dicho
de que un tonel se bebe entero,
en grato bosque, si es verano,
junto al hogar, cuando es invierno.
Si tenéis oro, no germina:
lo gastaréis pronto, y sin duelo.
¿Acaso hay alguien que os herede?
Lo mal logrado es sin provecho.
II
Los desmanes, travesuras y vandalismos de Villon fueron numerosos; entre los que se recuerdan el “secuestro” de la roca conocida como la Piedra del Diablo para burlarse de la ignorancia de la burguesía; el robo a la Facultad de Teología del Colegio de Navarra; o el asesinato-en una pelea con dagas- de Philippe Sermoise, mismo que  en su lecho de muerte declara perdonar al poeta y aún exige que no se le persiga. Por estos y otros crímenes pasó largas temporadas en prisión a pan y agua y fue torturado con diferentes suplicios. Aún se discute por qué motivo fue liberado e indultado tantas veces, incluso de la pena de muerte por ahorcamiento; si por los privilegiados contactos de su protectores clérigo Guillaume de Villon-que quien adopta el apellido-, por sus célebres poemas para pedir clemencia a los jueces; o por pura y simple buena suerte: En 1460 se salva de la pena capital al llegar a la ciudad la niña heredera Marie d’ Orleans, decretándose, según era costumbre, la libertad de los presos. En 1461, estando nuevamente tras las rejas, se favorece del perdón del rey Luis XI al pasar casualmente por la comunidad de Meung.En 1463, otra vez a punto de enfrentar el cadalso, el castigo máximo le es conmutado por el destierro del territorio francés, en esa fecha, a la edad de 32 años, se pierde toda noticia del loco juglar y se da inicio al mito.
Su Balada de las Lenguas Envidiosas es tan actual que bien podemos dedicarla a los voceadores del estado, siempre tan ocupados en desinformar y confundir a los ciudadanos desde los medios masivos de comunicación (y más en este año de farsa electorera):
En los sesos de un gato que no pesca,
muy viejo, ya sin diente en las encías;
de un mastín viejo, igual de feo y sucio,
todo rabioso, en baba y en saliva;
en las espumas de una mula asmática,
con tijeras a trocitos dividida;
en agua en que las ratas, sapos, sierpes,
lagartos y otras bestias parecidas,
hunden para beber hocico y boca,
¡Las leguas envidiosas sean fritas!
Anuncios


Deja un comentario

HYLONOME – TAKESHI EDMUNDO LÓPEZ

 

Para Carmen Ruiz

 

Llegas como un presagio

abres la oscuridad de Pelión

con tus columnas torsas

de centáuride furiosa

te postran frente a mí

tu mirada electrizante

me saca sombras

 

Desde el altar de tu belleza

luce tu piel de plenilunio

 

Tu cuerpo se estremece

se desliza en el rio de la noche

Estás alta

llena de ecos

inundas el Atlántico

con tus sonoridades luminosas.

 

Bailas al ritmo del elegante Rayo

tus caderas como serpientes

descienden entre las luces

Se desprenden de tu cabello

ardientes lirios

 

Dices dulces labios tengo yo

y vuelan los insectos del mundo

embelesados por tus mieles

Tú cantas

y se abre tu pecho como un acordeón

La noche está encendida

por los destellos erizados de tu boca

 

Caleidoscopio de sonidos

brotan del templo de tus manos

percutes mi pecho intranquilo

con tu sonoro palpitar

que quema tu ánima por dentro

 

¡Reina de los Centavros

eres tempestuosa

e infatigable!

 

Como un milagro

llegas

iluminas

y te extingues

dejas el eco de tu imagen

el rescoldo de tu voz.

 

Takeshi Edmundo López

+Poemas


Deja un comentario

LOU REED: ATRAVIESA EL FUEGO – ENSAYO DE JUAN CARLOS CASTRILLÓN

Yo buscaba una forma mágica de superar la pena y la desaparición. Quería crear una música que ayudara a soportar la perdida. Me pareció que siempre estamos empezando de nuevo, que siempre nos dan una nueva oportunidad para hacer las cosas.
Lou Reed.

I

La perversidad, violencia, refinamiento intelectual, complejidad y capacidad subvertidora, inherente en la extensa obra de Lou Reed,  provocaron que se convirtiera en la súper estrella marginada del rock, en el héroe incomprendido.

Musicalmente sus discos deben juzgarse al lado de Jimmy Hendrix, Pink Floyd Rolling Stones o David Bowie por su influencia contracultural, además de eso, la poesía de Lou es comparable únicamente a autores tan importantes como Dylan, Morrison, Cohen, Lennon, Townshend o Marley: Esta era la conciencia del gran cantautor neoyorkino: hacer de la música de rock un aterciopelado vehículo para proyectar la literatura hasta la estratosfera. Desde joven lo tuvo muy claro, él no quería ser Elvis, él quería rocanrolizar la lírica de William Burroughs, Hubert, Shelby Jr -el tan convenientemente olvidado autor de Última Salida a Brooklin- o su mentor personal: Delmore Schwartz:

 (Oh hijo del hombre, la noche ignorante, el afán del amanecer, el misterio de comenzar una y otra vez, mientras el tiempo no perdona) para popularizar la transformadora sensibilidad entre la juventud descreída de los libros, producto de un sistema educativo que solo sabe introyectar la más servil obediencia. La figura protectora del poeta judío Delmore Schwartz se volvió profunda inspiración para Reed; antes de morir alcoholizado en el famoso hotel Chelsea en 1966 le pasa la sagrada flama poniéndole la mano en la cabeza y pronunciando estas palabras: tú sabes que voy a morir, tú sabes escribir pero si te sintieras perdido algún día volvería para ayudarte. Veinte años después le dedica la canción Blue Mask esa antíoda al pusilánime hombre degradado por el capitalismo salvaje, que no existe otro de hecho, misma que por supuesto debe ser escuchada a todo volumen :

La máscara azul

Vigilaron al soldado en medio de la miseria/La guerra que había en su cuerpo le arrancaba gritos al cerebro// Haz el sacrificio/Mutila mi rostro/Si necesitas matar a alguien/Yo soy un hombre sin voluntad/Para mí, la muerte es muy importante//El dolor le hizo gritar/ Supongo que estaba vivo/Le atravesaron los pezones con una aguja/ Se creyó un santo/He hecho el amor a mi madre, he matado a mi padre y a mi hermano/ ¡Qué voy a hacer?/ Cuando el pecado llega tan lejos, es como un coche sin frenos imposible de controlar/Escúpele a la cara y grita no hay ningún Edipo/Esto no es una obra en la que estás actuando/¿Qué dirás?//Sácame la máscara azul de la cara y mírame a los ojos/ El castigo me excita/ Siempre ha sido así/Aborrezco y desprecio el arrepentimiento/Estás marcado para siempre/Tú debilidad te reporta indiferencia/E indiscreción en las calles/ Eres sucio, no estás limpio/Te mereces una buena paliza//Haz el sacrificio hasta el final/ No hay un ”no” lo bastante alto/ para detener este día de desesperación/No te lleves la muerte/Corta el dedo por la articulación/Corta el semental de su base/Y méteselo en la boca/.

 .

II

El ritmo llamado rockandroll también bautizó con fuego las sienes adolescentes del bardo maldito: a los 14 años sus comprensivos padres lo ingresan a un hospital

psiquiátrico con la intención de que recibiera un severo tratamiento de choques eléctricos para intentar curar su alma de la enfermedad rocanrolera que ellos veían con horror; afortunadamente la psiquiatría represiva no funciona, y solo provoca que esa quemante electricidad le fluya por las venas para ser expresada artísticamente en álbumes tan transgresores como Metal Machine Music de 1975, verdadero tour de force de feedback guitarrístico para muchos insufrible. ¿En qué consiste este álbum doble calificado por la mayoría como el peor, pero defendido por el legendario crítico Lester Bangs como el mejor disco en la historia del rock? Se trata de más de una hora de chirriante sonido sin letras, sin ritmo, sin melodía, sin mezcla estereofónica; inarmónico, filtrado a través del mismo aparato de distorsión usado por Hendrix: esto es lo que yo entiendo por rock “real”  sobre cosas “reales”. Nadie que yo conozca lo ha escuchado de principio a fin, incluyéndome a mí mismo. No hay que hacerlo empieza por el lugar que quieres simetría, precisión matemática, puntería obsesiva y detallada y la enorme ventaja que uno tiene sobre los “compositores electrónicos modernos“. Todo ello sin sentido del tiempo, melodía ni emoción, sea o no manipulado.

Un año antes había conseguido grabar uno de los mejores LP en vivo de la historia, el poderoso Rock and Roll Animal: eso es lo que amo del rock and roll, cualquiera puede tocarlo, incluyéndome a mí, tres acordes son suficientes, no me interesa aprender nuevos, quiero ser el maestro de esos.

.

III

En lo literario Reed también sería vanguardia, expresando sus enfermizas obsesiones en poemas narrativos como Heroin (desearía haber nacido hace mil años… lejos de la gran ciudad, donde un hombre no puede verse libre de todos los males de la ciudad. Ni de él mismo, ni de los que le rodean: Oh, y supongo que no sé).  Dirty Boulevard (aquí nadie sueña con ser médico ni abogado ni nada/ sueña con traficar en el sucio boulevard// tráeme tus hambrientos, tus cansados, tus miserables, que me meo en ellos/ eso es lo que dice la Estatua de la Intolerancia / Tus pobres masas hacinadas: aporreémoslas hasta matarlas acabaremos con ellas y las tiraremos al boulevard).

Y en esas larguísimas canciones -verdaderas novelas cortas- del disco White Light white heat.

De Velvet Underground. The Gift, o Lady Godiva´s Operation, cantados por el genial John Cale, definido por su compadre Lou Reed como el Beethoven del siglo XX. Pero también en inéditas rolas de amor para un tipo tan duro como el hombre que quería ser negro, canciones tipo I´ll be your mirror (seré tu espejo, reflejaré lo que eres/por si acaso no lo sabes/seré el viento, la lluvia y el crepúsculo/la luz que da en tu puerta/y te enseña que has llegado a casa//cuando creas que la noche ha caído sobre tu mente/que por dentro eres retorcido y desagradable/déjame que te enseñe que estás ciego/por favor baja las manos porque yo te veo//me cuesta/creer que no sepas la belleza que hay en ti/pero si no lo sabes/déjame que sea tus ojos/ una mano en tu oscuridad/Para que no tengas miedo//) interpretada por la mítica Nico. O Satelite of love, y aquella revivida en los 90 en el Soundtrack  de Trainspoting Perfect Day. Década en la que aparecerían las tres obras maestras del gran admirador y continuador de Edgar Allan Poe: New York –asombrosa pieza de blues rítmico y rock clásico que denuncia la vida raquítica en las entrañas adiposas de la bestia depredadora con furia bienhechora-. Magic and Lossconmovedor recuento existencialista, pesado, profundo, y filosófico de pérdidas insustituibles en la frágil condición humana: Yo había oído historias sobre magos de México que tenían poderes extraños: Pensé que si publicaba canciones sobre magia se pondrían en contacto conmigo y me contarían sus secretos-. Y Songs for Drella -dedicado a Andy Warhol (al que llamaba Drella –combinación de Drácula y Cinderella-). Minimalista, vanguardista historia y confesión tardía, pero también acto de humilde agradecimiento al iniciador del arte pop (para salir a flote solo arte… para salir a flote solo corazón…).

. 

IV

El poeta de Long Island jamás abandono la experimentación, su último disco fue el expresionista Lulu basado en la obra de teatro del alemán Alban Berg, sobre una bailarina víctima de abuso sexual, acompañado por Metallica, banda que suena intimidada por la fuerza vital del maestro Reed. Obra nuevamente denostada por la crítica, donde se puede disfrutar del preciso violín de su viuda la artista Laurie Anderson, y que en lo personal representó una revelación al proyectar a Lou hacia el excesivo y rabioso mundo del Heavy Metal.

La pérdida física de Lou Reed significa una afrenta y una frustración, nunca pude entrevistarle,  vaya, ni siquiera pude asistir a  alguno de sus conciertos. Valga este texto como homenaje de fuego a su memoria y como desesperada venganza contra la injusta hermana muerte -¿Por qué te llevas de esta forma a nuestros héroes e ignoras a tantos cobardes villanos de poco cabello en la cabeza y mucha vileza en el corazón?-. Cierro con estos versos incisivos de su canción Last American Whale: Bueno, a los americanos no les importa casi nada/ menos que nada, la tierra y el mar/Y la vida animal ocupa un lugar muy bajo en su Tótem/La vida humana no vale más que levadura infectada/A los americanos no les importa mucho la belleza/Se cagaran en el río, tirarán el ácido de las pilas en las aguas/Contemplarán las ratas muertas que la corriente trae a la playa y se quejarán si no pueden bañarse/Dicen que las cosas deben hacerse para la mayoría/No te creas la mitad de lo que ves /Y nada de lo que oigas es como me dijo mi amigo Donald, el pintor/”Clávales un tenedor en el culo y ponlos del revés, están enfermos.

Juan Carlos Castrillón

Copyleft


Deja un comentario

MOTIVO DE JUNIO – POEMA DE TAKESHI EDMUNDO LÓPEZ

 

Homenaje mínimo a Carlos Pellicer

Vuelvo a ti soledad, agua vacía,

que mojas la penumbra de la puerta

y la angustia profunda se despierta

en la noche engarzada de apatía.

 

Agua de mis imágenes, tan muerta,

te desbordas caudal melancolía.

Fruta seca en la voz de sinfonía

sus jugos me tiñen malva mi huerta.

 

Nube de mis palabras tan desierta,

sombra larga divides todo el día

como divides mi garganta yerta.

 

Noche de la indecible poesía,

no brotas de esta herida siempre abierta,

te agolpas y consumes mi alegría.

Takeshi Edmundo López

.

Otros poemas

REPRESENTACIÓN DE LOS CUATES DE CANDELITA DE SAUL IBARGOYEN EN FUL HIDALGO

Deja un comentario

A continuación, unas palabras del maestro Saúl Ibargoyen acerca de la presentación de la obra de teatro infantil, Los cuates de Candelita, durante la FUL Hidalgo, además, una galería de las fotos del evento.

.

El 2 de septiembre de 1976, al inicio de nuestro exilio en México, se presentó por el teatro el galpón la obra para niños “los cuates de Candelita”. El texto es mío, las letras de canciones de Humboldt Ribeiro (ya fallecido) y la música de Rodolfo da Costa. 

Esta pieza se dio en todo México y en otros países. El domingo pasado, el grupo Juglares Ruelas puso la obra en la Feria Universitaria del Libro, Pachuca, coincidiendo con el aniversario 65 del Galpón. Tengo el gusto de unirme a dicha celebración y de trasmitir con estas fotos la alegría y la emoción vividas este 31 de agosto.

A los galponeros, un gran abrazo, Saul.

 

 

 

 

This gallery contains 4 photos


Deja un comentario

EL LEGADO SUBVERSIVO DE SUS SATÁNICAS MAJESTADES – Juan Carlos Castrillón

I

La música se tenía por algo serio, sagrado, que debía purificar los sentimientos de los hombres.
Yu/El entusiasmo. I Ching. 
para Brian Jones y Richard Alonz.
.
 
 
 
La música negra-con el Blues y el Jazz a la cabeza-revolucionó la cultura occidental a partir del comienzo del siglo pasado. En Europa, las artes se encontraban en un duro callejón sin salida, debido entre otras razones principalmente al inicio de la crisis endémica del sistema capitalista. Gracias a la bocanada de aire fresco que implicaron estos estilos musicales a nivel técnico, estético e ideológico, pudo darse una radical renovación de las expresiones vitales de las clases dominantes: literatura, cine, música, plástica,  en interminable decadencia. Como siempre,  esta revolución cultural fue generada por las eternas ansias libertarias de los trabajadores. El Blues es música de esclavos, de seres desposeídos que abominan la injusticia, pero que han debido padecerla hasta la ignominia en carne propia, perpetrada por la minoría anglosajona europea y americana, inmemorialmente racista, histericamente conservadora (porque como preguntò no sè quièn-citando a Lacan- ¿Què quiere la Histeria sino obediencia ciega?) cobarde y asesina aún agrego. Una de las raíces del Shrag (antecedente directo del Blues) son las worksongs o canciones de trabajo, cuya ley según el antropólogo alemán Janheinz Jahn consiste en:
intensificar la energía mediante la música. Su efecto es la transformación del trabajo en una especie de juego, de danza, lo cual a su vez provoca una excitación que no puede producirse con la monótonas tareas diarias.
.
II
Así el esclavo subvertía las penosas jornadas de trabajo sin salario, y aún  funciona, porque el Blues en un ritmo maldito, barriobajero -como el tango, el flamenco, el son, etc- que trastorna imparable cualquier orden establecido. Los grandes bluseros manejan fórmulas espirituales que arraigan la vida en contra de la pulsión tanática, provocan la esperanza de cambio, de trascendencia, en las peores condiciones posibles. Aún bajo la esclavitud miserable a la que nos sigue condenando la clase dominante. Como siempre, desde aquellos tiempos del ball and chain (cadena y bola de hierro que los esclavos llevaban en los tobillos también conocida como The Blackberry) la fuerza espiritual de los pueblos consigue la superación histórica. Este canto de guerra negro que cura las heridas más intimas en el corazón humano; esa ráfaga, el blues, esa diablura; la rabia de vivir (Borges y Mezzrow dixit) nutre el rock Inglés de los Rolling Stones.
Los Stones fueron los primeros jovencitos ingleses en atreverse a imitar a los negros, llevar el cabello muuy largo, adoptar una actitud desafiante en contra de la corrupta “autoridad”, tocar pesado, sexoso y distorsionado, no usar uniformes, salir al escenario con su ropa del diario, todo lo cual era considerado de muy mal gusto ya que a los chavos se les exigía una conducta intachablemente servíl con el mundo adulto. Mientras los Beatles cantaban Quiero estrechar tu Mano, Jagger y compañía reinterpretaban al tremendo Willie Dixon berreando ¡Quiero Hacer el Amor Contigo!  Lennon, Maca y los otros sonreían candidamente en fotos para adolescentes ingenuas, mientras Brian Jones y sus secuases mostraban la caradura, seria e inmutable del rebelde atormentado por el hartazgo. Intuitivamente desarrollaron esa imagen de niños delincuentes, feos y malditos, dispuestos a comerse el mundo, regurgitarlo, y vomitarlo a los pies horrorizados de los adultos; ese feismo poético sacudió gravemente los oxidados referentes de aquellos mayores de treinta años. Groseros, mal portados, vulgares, vale madres, la llegada del manager Andrew Loyd Oldham significó la independencia creativa para la banda, en una industria dominada por tipos encorbatados en cuerpo y alma. Su primer single Come On -un cover al poeta negro Chuck Berry- solo llegó al número 50 en las listas de popularidad, mientras The Beatles estaban en el # 1 con From me to You; Mick Jagger sonaba irónicamente enfadado mientras canturreaba: Solo otro tipo estúpido tratando de alcanzar otro número uno. Pronto desatarían la envidia y el escándalo en la estratificadísima sociedad inglesa al convertirse en modelos de inconformismo, voceros del pueblo,  y empezar a amasar  su fortuna -basada en el trabajo y el talento artístico y nunca en la brutal explotación de sus semejantes (al menos eso espero)- a principios de los 60, cuando las bandas se juntaban a hacer música porque la amaban, y por el placer de compartirla con los amigos, no para vender y hacerse millonarios.
Una madrugada de finales de 1964 Keith Richards se despierta, aún medio dormido graba en una cinta de una casetera que tenía preparada junto a la cama el riff de uno de los primeros himnos del rock, la demoledora sátira de la alienación consumista Satisfacción, para después seguir durmiendo a pierna suelta:
 
No consigo satisfacción
y eso que trato
cuando voy conduciendo mi auto
Y aquel hombre de la radio
insistiendo una y otra vez
sobre una inútil información
que se supone incendiará mi imaginación
y cuando miro la tele
y ese tipo sale diciendo
lo blancas que pueden ser mis camisas
pero no puede ser un hombre
pues ni siquiera fuma
la misma marca de cigarros que yo.
 III
A partir de aquí, se suceden una serie de disturbios, caos, y escenas de violencia e histeria colectiva en sus presentaciones en vivo. El certero escritor Inglés Nick Cohn -uno de los primeros críticos de rock, autor del excelente libro Awopbopaloobop Alopbamboom- define de este modo la vanguardia representada por esta banda:
 
Realmente los Stones fueron grandes liberadores: crearon un nuevo estilo de arrogancia y el cambio pudo observarse en la ascensión del Mod, en Carnaby Street, y Radio Caroline, en Cathy McGowan y los Who , y más tarde en Twiggy. No eran propiamente creaciones juveniles, pero casi todos los que se hallaban envueltos en ello eran menores de treinta años. Nada de eso hubiera sido posible en los años cincuenta. Por primera vez Inglaterra tenía algo parecido a una sociedad joven funcionando por su cuenta, y creo que fueron los Stones, y no los Beatles, quienes la encabezaban.
El Sistema respondería de la única forma que sabe hacerlo en estas circunstancias, con represión, censura, descrédito y cárcel. Todos estos enfrentamientos con “la ley y el orden” solo hicieron más populares a las Piedras Rodantes. Recuerda Keith en sus memorias tituladas Vida:
Y luego se convirtió en una historia de “nosotros contra ellos”. Yo no me habría podido imaginar jamás que al imperio británico le diera por meterse con unos cuantos músicos. ¿Dónde está la amenaza? ¿Tienes armadas y ejercitos y te da por enviar a tus malvadas tropas de mierda a atacar a un puñado de trovadores? Para mí aquello fue la muestra de lo inseguros que son en realidad los poderes establecidos y los gobiernos; y de lo sensibles que pueden llegar a ponerse frente a cosas que en realidad son triviales. Pero el hecho es que, cuando detectan amenazas, no paran de buscar al enemigo infiltrado sin darse cuenta de que la mitad del tiempo en realidad ¡son ellos! Fue un asalto a la sociedad en toda regla. Tuvimos que lanzar un ataque contra la industria del entretenimiento y luego el Gobierno nos empezó a tomar en serio…
La dura realidad los llevó a buscar respuestas contundentes-al igual que su generaciòn- en los escritos de los grandes maestros conspiradores: Marx, Engels, Bakunin, Lenin y Mao, principalmente. Estas notables influencias significaron una madurez y profundización en su música; haciendo un impresionante despliegue estilístico que sentó las bases de lo que ahora se conoce como “Rock Clásico”. Una de sus primeras obras maestras Banquete de Pordioseros, fue fiel reflejo de la creciente proletarización de la cultura, ejemplo de este singular proceso (consistente en que la aburrida burguesía mira hacia abajo y se da cuenta de la alegre efervescencia de la clase trabajadora: checa guey que chido se la están pasando esos pinches nacos, y  comienza a imitarla, a calcar su forma de vestir-¿acaso no eran los jeans/pantalones de mezclilla o sea los overoles con el peto recortado/el emblema de los mineros y los obreros antes del los años 50?- de hablar, de bailar, de comportarse…) son los tatuajes y los percings que hace medio siglo eran patrimonio exclusivo del lumpenaje y ahora son ridículo lugar común de las “niñas bien”, moda vanal y gran negocio para los mismos de siempre.
Este fue el despegue hacia un periodo de absoluta genialidad. Himnos de conciencia del movimiento juvenil. Peleador Callejero:
.
no hay lugar para un luchador callejero
hey!, dije que mi nombre es Disturbios
gritaré y haré ruido, mataré al rey y liberaré a todos sus sirvientes
hey!, creo que es el momento justo para una revolución en el palacio
pero donde vivo el juego que jugamos en una solución comprometida.
.
IV 
El cántico miltoniano-sí, ese poeta también Inglés que inició el satanismo moderno al poner a Luzbel como el gran arquetipo rebelde-Compasión por el Diablo (hasta el Francés Jean Luc Goddard le dedicó todo un filme de cinema verité  a esta canción) 
 
Miré con alegría mientras vuestros reyes y reinas
luchaban durante diez décadas por los dioses que crearon
grité ¿Quién mató a los Kennedy?
cuando después de todo fuimos tu y yo
deja que me presente
soy un hombre de riqueza y de buen gusto
tendí trampas a los trovadores
que murieron antes de llegar a Bombay.
La celebración pirata La Sal de la Tierra (cantada por Keef):
Brindemos por la gente que trabaja duro
Brindemos por los humildes.
 
 
La poética de Jagger era eminentemente confrontativa. A pesar de haberse convertido en una diva jetsetera, me sigue simpatizando este personaje; me hace gracia su intenso libertinaje libidinoso que puso en crisis al gobierno de Cánada debido al ligue con la esposa de su primer ministro Trudeau o que desató el irrefrenable odio de la mismísima reina Isabel y puso en riesgo su absurdo nombramiento como Sir, debido al affaire con la espantosa y reventada princesa Margarita.Como escritor de canciones Mick siempre es propositivo. Creo que la descripción de Keith Richards que hace el poeta español Antonio Martínez Sarrión es también aplicable al otro “Glimmer Twin”:
reencarnación de Byron, es decir, un bucanero que sin contemplaciones, pero con su consentimiento, se roba a la hija del seboso gobernador de Maracaibo y vuelve al barco con el tiempo apenas de la luna de miel, porque el pillaje y la desobediencia deben continuar.
Brian Jones fue un virtuoso multi-instrumentalista, uno de los más grandes músicos de los 60, junto a  san Hendrix. Un genio que podía descubrir los secretos más íntimos de prácticamente cualquier instrumento con solo tenerlo un rato entre las manos. Su verdadero legado se ha ido develando al paso de los años. Después de la muerte del líder, los Stones organizaron un macro concierto de tributo en Hyde Park, donde Mick leyó los versos del célebre anarquista romántico Percy Shelley:
.
Paz, paz. No, no está muerto. No, no duerme.
Despertó ya del sueño de la vida,
en tanto que nosotros, extraviados
por sombrías visiones, mantenemos
una contienda inútil con fantasmas,
y en transe de locura, golpeamos
con el terco puñal de nuestro espíritu
invulnerables nadas.
Y el ciego enjambre de las esperanzas
nos hormiguea dentro de la carne.
.
 
Y aún pudieron sobreponerse a la pérdida del líder y alcanzar el pináculo de su talento creativo en dos extraordinarios albumes: Dedos Pegajosos y Exilio en la Calle Principal.
.
V
Aunque ahora se sabe que el verdadero motor de los Stones fue y sigue siendo Charlie Watts, un discreto y hasta humilde baterista de jazz que ha abarcado un sinfin de ritmos simples y complejos, aportando una pureza inspiradora de sabiduría, elegancia, y emoción inteligente, siendo capaz de vencer hasta al mismísimo cáncer, por lo cual siempre que pienso en este personajazo me recuerda a la Esfinge egipcia, pletórica de misterio, dignidad y confianza a pesar del paso del tiempo. Escuchar el famoso redoble del maestro (enHermana Morfina, solo por citar un ejemplo) puede resultar toda una experiencia de verdadera epifanía.
En las posteriores décadas la banda  se ha mantenido haciendo cosas interesantes, propositivas, hasta cierto punto críticas (recuérdese por ejemplo aquel High Wire en protesta a la primera invasión a Irak) y por lo menos dignas, aunque el haber tocado en el cumpleaños del tal Clinton me pareció un acto patético totalmente innecesario. La influencia de estas leyendas puede rastrearse hasta la actualidad en agrupaciones de diferentes géneros, del punk al dark, y del metal al hip-hop; además de que continuamente son -y serán-redescubiertos por la nuevas generaciones en busca de verdadera poesía para construir la música del futuro, para hacerse responsables de sus tareas históricas y transformar definitivamente está etapa de depredación humana que aún estamos padeciendo.
.
Juan Carlos Castrillón