juntaversos

Taller de poesía


2 comentarios

Reseña del libro Llorar pa` delante de Saúl Ibargoyen – Roberto Lizárraga

En qué instante se dispararon las balas del movimiento T, acaso siempre hubo una intencional separación de teoría y praxis entre muchos de sus integrantes, acaso siempre hubo un presente lejano en el que algunos de sus integrantes pactaron con milicos y ocuparon cargos en la defensa y gobierno de la estructura que combatieron.

En qué futuro recordamos el presente, o de qué pasado forma parte el momento presente en que yo escribo estas líneas el momento presente en que un presunto lector hila estos sencillos enunciados.

Propercio Pérez Péres personaje de cuyo nombre cada letra parece un tendón herido en distintos tiempos lenguas y regiones pero qué es eso que llamamos lengua sino una región en donde manifiestan su existencia los hablantes de la presunta voz de su presunto autor.

Así durante la novela se estable
ce un diálogo entre Propercio y Dieguito que por momentos parecieran ser una misma persona y por momentos dos distintas lo cual nos lleva a pensar que nosotros tampoco somos los mismos en dos instantes es más ni siquiera somos los mismos en dos recuerdos distintos.

Los dolores que se evocan con un sonido o una letra tienden a acomodarse en distintos umbrales de la consciencia pero también los amores. Así aparece Cynthia bella mulata de ocupación enfermera que porta en sus credenciales y sus labios, uno de los apelativos romanos de la luna, satélite de movimiento cíclico y eterna obsesión de pensadores y poetas como Propercio, cuyas citas en latín parecen balas disparadas desde un lugar indeterminado de la historia.

Transcurren los amores de Cynthia y Propercio con la frecuente aparición del pasado es decir Dieguito quien con su portuñol (implícito en el apellido de Propercio) nos planta en el mestizaje que resulta en un hijo de nombre Diego, de quien su padre afirma “es hijo de la Historia”.

Mestizos somos todosensayo wilson javier cardozo jul 13 como lo son las lenguas las tierras y los tiempos; Propercio-Dieguito, el tuvichá esposo padre permanece en la memoria de Cynthia y su hijo y de pronto su mujer, encuentra documentos de la pertenencia de su esposo.

Los papeles aparecen como partículas procedentes de un desconocido espacio en la estructura de la narrativa quizás le expliquen a Cynthia algo sobre Propercio pero ella los quema, como se queman las ofrendas, como se quema la basura acción que nos recuerda que la Historia se construye con evidencias pero a final de cuentas, está en el sonido que produce el humo, y permanece en esa región que llamamos memoria, pues el humo es materia y la materia se transforma.

 

Roberto Lizárraga Jiménez

Anuncios


2 comentarios

CANCIÓN DEL DESPERTAR – Juan Carlos Castrillón

El corazón es una chispa
de necios veredictos
La calavera es una urna
de expertas contradicciones
La rosa es una cita
de pétalos confusos
La sangre es el flujo
cosificante de la historia
La luna es el polo
extasiado de la espera
.
Sobre el cráneo de la aurora
enmudecen las tribunas
.
El reloj es un molusco
carcomido por la estepa
La niebla es el caracol
sagrado de la guerra
Los rayos del sol
son los dispensadores arrepentidos
de la cruel esperanza
El fuego es el vivificador
molecular de nuestro espíritu
La mariposa es la cómplice
virtual de la volatibilidad
en la sorpresa del genoma
La guitarra es la evolución constante
de todas las especies vegetales
La espuma es el labio
insaciable de la ola
El ritmo es el demoledor
ancestral de lo intocable
La voz de la mujer es el aglutinador
biológico de la materia
La telaraña es la catedral voraz
de los puntos cardinales
La rabia es el detonador
infinitesimal de las dendritas
El semen es la baba del cosmos
enardecida en nuestros tercos testículos
La saliva es la florescencia
amniótica en la salinidad de los océanos
.
La voluntad acelera el destino de los astros
.
Que la enunciación llegue
hasta la conciencia
No estoy
por depositar
mi error
en su persona
Que la luz nutra
la nobleza de la psique
Que la vida crezca
hasta inundar el cielo
Que la mañana desflore
……………….definitivamente
……………………………la tremenda tenacidad de la tenebra.

Juan Carlos Castrillón

.

.

.

Reseñas:

Fuerte, contundente, acumulado. Es una fusión de lo vegetal y las cosas, como dando un sitio a otro reino impermanente, con textura de botellas y moluscos, con una fiereza que va de lo pequeño de estos seres hasta la magna conexión con lo cósmico y lo existencial. Gracias por regalar poesía.
Maite Villalobos.
.
.
Es un poema luminoso, lleno de imágenes a manera de greguerías. Su ritmo progresivo va exaltando la lectura hasta romper a la mitad como en otro movimiento que balancea y da tiempo para aterrizar la música resonante de todas las metáforas que la preceden.

Es como un cuadro de eso llamados Vanitas o memento mori, que nos recuerdan lo efímero de la existencia. Y a pesar de ello la voz del poeta grita a la luz ¡más vida!
José Manuel Ruiz-Regil.